Menu

[JUEGO] Continúa la historia

Etiquetado: 

  • #9688
    Imagen de perfil de Hotllum
    Hotllum
    Usuario
    iconobronce Bronce

    Todo el mundo sabe mas o menos como funciona esto ya que ha estado en inumerables foros, pero para los que no saben de que va esto aqui va la explicación.
    En un “Continúa la historia” Se plantea eso, una historia, en la que cada usuario escribe algunas frases para continuar dicha historia. Lo bueno de esto es que sabemos como empieza pero nunca sabremos como termina.
    Unas pequeñas normas antes de empezar:

    1- No se permite hacer doble post, si estas muy ansioso de continar la historia espera a que otro usuario responda.

    2-Máximo de un párrafo, si lo que queréis es escribir más de esto os animo a crear un post en este foro con ello.

    Dicho esto, empezaré yo con la historia, ah, para continuarlo bien copiad y pegar toda la historia, y vuestra parte en negrita. Ah, y procurad ser un poco coherentes.

    Era una noche como otra cualquiera en la taberna de la Calle del engranaje en Piltover, los clientes o estaban sentados en la barra bebiendo o jugandose su dinero en apuestas en la mesa. Parecía una noche tranquila hasta que alguien entró por la puerta.

     

  • #10098
    Imagen de perfil de draeth
    Draeth
    Usuario
    iconomaster Maestro

    Los parroquianos más cercanos a la entrada dieron un brinco sobresaltados, incluso un escuálido pirata se cayó de su silla, en parte por el susto y en parte por su evidente estado de embriaguez. Incluso el tabernero parecía preocupado.

    Gran hilo! pido disculpas por no haberlo continuado antes he estado un poco desenganchado ^^ si nadie más lo sigue le damos caña tu y yo Hotllum hasta que se animen jaja

  • #10103
    Imagen de perfil de Hotllum
    Hotllum
    Usuario
    iconobronce Bronce

    Era una noche como otra cualquiera en la taberna de la Calle del Engranaje en Piltover, los clientes o estaban sentados en la barra bebiendo o jugándose su dinero en apuestas en la mesa. Parecía una noche tranquila hasta que alguien entró por la puerta.

    Los parroquianos más cercanos a la entrada dieron un brinco sobresaltados, incluso un escuálido pirata se cayó de su silla, en parte por el susto y en parte por su evidente estado de embriaguez. Incluso el tabernero parecía preocupado.

    El bar se vació en un momento cuando se dieron cuenta de quien era. Con Con su característico pelo azul, sus tatuajes en los brazos y el arsenal de armas que llevaba encima era imposible no reconocer a la mujer más buscada de la ciudad, y la más peligrosa.

     

    • #10148
      Imagen de perfil de draeth
      Draeth
      Usuario
      iconomaster Maestro

      Era una noche como otra cualquiera en la taberna de la Calle del Engranaje en Piltover, los clientes o estaban sentados en la barra bebiendo o jugándose su dinero en apuestas en la mesa. Parecía una noche tranquila hasta que alguien entró por la puerta.
      Los parroquianos más cercanos a la entrada dieron un brinco sobresaltados, incluso un escuálido pirata se cayó de su silla, en parte por el susto y en parte por su evidente estado de embriaguez. Incluso el tabernero parecía preocupado.

      El bar se vació en un momento cuando se dieron cuenta de quien era. Con Con su característico pelo azul, sus tatuajes en los brazos y el arsenal de armas que llevaba encima era imposible no reconocer a la mujer más buscada de la ciudad, y la más peligrosa.

      Jinx entró canturreando una melodía macabra y sin sentido sin prestar realmente atención a las pocas miradas que la seguían a cada paso que daba, se acercó a la barra y se sentó. Apoyó sus armas, PUM-PUM y Carapescado sin ocultarlas de los escasos ojos curiosos que aun quedaban en sus asientos y empezó a charlar con el tabernero alegremente. No estaba ahí para beber, estaba esperando a alguien.

  • #10196
    Imagen de perfil de Hotllum
    Hotllum
    Usuario
    iconobronce Bronce

    <p style=”margin: 0px 0px 20px; padding: 0px; word-wrap: break-word; color: #000000; font-family: Roboto; font-size: 14px; line-height: 20px;”>Era una noche como otra cualquiera en la taberna de la Calle del Engranaje en Piltover, los clientes o estaban sentados en la barra bebiendo o jugándose su dinero en apuestas en la mesa. Parecía una noche tranquila hasta que alguien entró por la puerta.<br style=”margin: 0px; padding: 0px;” />Los parroquianos más cercanos a la entrada dieron un brinco sobresaltados, incluso un escuálido pirata se cayó de su silla, en parte por el susto y en parte por su evidente estado de embriaguez. Incluso el tabernero parecía preocupado.</p>
    <p style=”margin: 0px 0px 20px; padding: 0px; word-wrap: break-word; color: #000000; font-family: Roboto; font-size: 14px; line-height: 20px;”>El bar se vació en un momento cuando se dieron cuenta de quien era. Con Con su característico pelo azul, sus tatuajes en los brazos y el arsenal de armas que llevaba encima era imposible no reconocer a la mujer más buscada de la ciudad, y la más peligrosa.</p>
    <p style=”margin: 0px 0px 20px; padding: 0px; word-wrap: break-word; color: #000000; font-family: Roboto; font-size: 14px; line-height: 20px;”><span style=”margin: 0px; padding: 0px;”>Jinx entró canturreando una melodía macabra y sin sentido sin prestar realmente atención a las pocas miradas que la seguían a cada paso que daba, se acercó a la barra y se sentó. Apoyó sus armas, PUM-PUM y Carapescado sin ocultarlas de los escasos ojos curiosos que aun quedaban en sus asientos y empezó a charlar con el tabernero alegremente. No estaba ahí para beber, estaba esperando a alguien.</span></p>
    <p style=”margin: 0px 0px 20px; padding: 0px; word-wrap: break-word; color: #000000; font-family: Roboto; font-size: 14px; line-height: 20px;”>Mientras le ponían un trago uno de las pocas personas que quedaban en el bar se le acercó. Llevaba consigo una especie de papel y una espada larga. Mientras Jinx daba un trago a su bebida este se abalanzó sobre ella, pero Jinx simplemente sacó una mini-pistola que tenía guardada en un bolsillo y le disparó en la cabeza. El papel de “Se busca” se empezó a manchar de sangre mientras que la peliazul seguía hablando tan alegremente y sin inmutarse, como si no hubiera pasado nada.</p>

Debes estar registrado para responder a este debate.